twitter facebook soundcloud vimeo

 

En la mitología clásica, el tiempo solía ser representado por dos figuras principales: una era Crono o Chronos, “El dios de las edades” y dios del Zodíaco, que daba cuenta del tiempo, como su nombre lo indica, en sentido estrictamente cronológico, esto es, del tiempo medible que usamos cotidianamente para establecer fechas, horarios o épocas; la otra era Kairos, quien encarnaba la idea del “momento justo”, es decir, el instante en que las cosas simples o extraordinarias sucedían sin importar si tardaban una milésima de segundo o varios siglos. A diferencia de Crono, una divinidad ampliamente conocida, Kairos mantenía un perfil más bien discreto, en gran medida por el valor que el hombre concedía –y aún concede- al paso del tiempo en sentido lato y a la sucesión exacta de esa medida para ordenar el día a día de su existencia. Sin esta consciencia cuantificable del tiempo, la civilización humana no habría alcanzando sus máximos logros.

Pero de otro lado, ¿por qué volver a Kairos? ¿Por qué rescatarlo de su aparente olvido? ¿Hay algo más que una cuestión romántica (“todo a su tiempo”), o religiosa (“todo en el tiempo de Dios”) para volver sobre esta figura mitológica y a lo que ella significa? Para nosotros, lo creadores de kairos.com, se trata de recuperar desde el punto de vista humanístico y filosófico, la idea elemental de que las cosas importantes toman su tiempo, y de otra parte, que debemos valorar aquellos instantes en que podemos hacer un alto en el agitado trajín de nuestros días para concentrar nuestra atención en las disciplinas que nutren el espíritu humano desde tiempos remotos: el arte, la música, la literatura, la filosofía y la política.

Esta es, sin más, la razón de ser de kairos.com: disfrutar la esencia del momento justo, el momento de la inspiración, el momento en que, sin que podamos dar cuenta de una hora o un día exacto, como lo haría el legendario Crono, nos vemos transformados o enriquecidos por un hecho que –ineludiblemente- cambia nuestras vidas.

El propósito de kairos.com es ofrecer a los lectores, ese placer de disfrutar y reflexionar las cosas (y los textos) a su tiempo, impregnados, como estamos nosotros, de un espíritu esencialmente humanista y contemplativo, alejado de la impaciencia mediática y de las ínfulas de la escritura académica. Si pudiéramos inventar un término propio del mundo de Internet para definirnos, sería el de slow web, por oposición al fast web que hoy prevalece en nuestras vidas. Esto es justamente lo que hacemos: slow web, una web más lenta, más decantada y más profunda.

A nuestros lectores, dejamos abierta la invitación para incorporar o rescatar, de una manera consciente y placentera, el valor del momento justo, la idea del kairos como práctica más allá del concepto mismo. Esperamos que disfruten, cada quien a su ritmo y a su tiempo, de todos nuestros contenidos.